Seleccionar página
Me enojé

Me enojé

Esta es una emoción muy común, con mucha frecuencia podemos sentirla y percibirla de las personas que se encuentran en nuestro entorno.

Es la emoción que en muchas ocasiones nos genera situaciones desagradables tanto de como las sentimos a cómo podemos hacer sentir a los otros. Nos genera una cantidad de sustancias en el cuerpo que cuando no son bien llevadas pueden hasta hacernos enfermar.

De cada momento en el que nos enojamos lo mejor es hacernos varias preguntas para determinar que es lo que nos hizo llegar a ese estado, ya que sin saberlo, el enojarnos nada tiene que ver con lo que nos hacen los otros, sino con el significado que nosotros le damos a la situación, palabras o acciones.

Te dejo una lista de preguntas que están bien hacernos cuando nos enojamos:

¿Me enojé por el hecho en sí o por la actitud de la otra persona?

¿Por lo que dijo o por cómo lo dijo?

¿Me molesté porque es algo reiterado?

¿Esto me ayuda a comunicar mejor mi enfado?

¿Puede que me molestara porque me lo tomé personal?

¿Tengo algo personal con esa persona?

¿Me despertó alguna inseguridad y eso me enojó?

¿Mi bronca vino de la justicia o del egoísmo?

¿Tiene sentido que me enoje por eso?

¿Fue molesto porque se sumó a otros eventos de un mal día?

¿Por qué estoy cansada, dolorida o con sueño?

¿Por qué estoy en un ambiente que me incomoda?

Y asi va sumando la lista de preguntas del porque me enojé, lo que no determinamos es cuál o cuáles son los recuerdos o situaciones que vivimos y que ahora se activan con algunas de esas preguntas y sin saberlo quedan plasmados en nuestro inconsciente, causándonos momentos desafortunados, y mas que el momento desafortunado es el no poder avanzar en mejorar nuestras relaciones y nuestros estados de paz y calma.

Cada vez que suceda un enojo, además de vivir la emoción del momento, es necesario hacerse la preguntas para encontrar los bloqueos y poder avanzar, con mejores relaciones y en felicidad.