Seleccionar página

¿Malas energías?

Es muy común hoy en día escuchar o leer sobre las malas energías, en general nos quedamos con un concepto poco descriptivo al respecto y no entendemos a que se refieren esas malas energías, para muchos de inmediato se traducen en cuestiones de brujerías.

Entonces comienzas a preguntarte en que se basan para decir que son malas energías, como saber identificarlas y no caer en esas vibras de malas energías.

Te cuento una partecita a que se refieren con las malas energías, y, es a los pensamientos y las palabras, que una vez puestas en la mente y sacadas por la boca, crean ondas de sonidos que viajan hacia los oídos de otras personas, pero los oídos más importantes que las escuchan son los que tenemos a cada lado de nuestra cabeza y además, el oído interno, esa vocecita que suena y resuena en nuestra cabeza, creando ondas internas que parten desde las conexiones sinápticas del cerebro y viajan por el torrente sanguíneo hacia todos los órganos, generando vibraciones en todo el cuerpo.

Entonces comienza el juego energético dentro del universo llamado cuerpo, en el que algunas de estas vibraciones son más fuertes para algunos órganos que para otros, según como sea la onda del pensamiento y la situación que estemos viviendo en ese momento.

Estas vibraciones crean puentes energéticos cargados de emociones e intenciones positivas y negativas, que también se encargan de generar campos electromagnéticos alrededor del cuerpo físico y hace descargas energéticas que rompen los campos áuricos, interrumpen los flujos energéticos del cuerpo y trae desarmonía a nivel físico, mental, emocional y espiritual.

Como te comento al inicio del post, las palabras que decimos llegan a los otros, por lo que, las palabras que dicen las otras personas también llegan a nosotros, y en ocasiones quedamos en una burbuja energética que solamente de nosotros va a depender si la depuramos o nos quedamos en el entorno de esa mala energía.

Las energías no son buenas ni malas, son campos y fluidos que recorren el cuerpo, y que según como sean los estados de pensamientos, estados de ánimo, las palabras que decimos, es como viviremos en armonía, en paz, en salud y en equilibrio.

¿Estás dispuesto a depurarte de esas Malas Energías?

Más adelante te seguiré contando cómo se reciben las malas energías.

¡Continúa leyendo!